La «maravilla» del tiempo

Que el tiempo es el tesoro más importante del que disponemos en nuestra vida, muchos ya lo tenéis claro, y a los que no se lo han planteado todavía (posiblemente por su juventud) os dejo un enlace a uno de los mejores vídeos que he visto jamás. En él, José Mújica, ex presidente de Uruguay, hace en poco menos de 2 minutos una reflexión sobre el valor de nuestro tiempo y lo efímero que este es como para malgastarlo. https://www.youtube.com/watch?v=KoDK65OFboY

No, no he reconvertido esto en un foro sobre filosofía… El tiempo no sólo es el mejor valor del que disponemos, sino que también es nuestro mejor aliado a la hora de invertir nuestros ahorros. Ya me habrás escuchado decir que el tiempo que prevemos que permanecerá una inversión antes de disponer de su importe, es uno de los factores que determinan en qué producto ahorrar. Y es que el tiempo es un multiplicador en la rentabilidad final de nuestra inversión. Pura matemática…

Pero, matemáticas al margen, quiero que entiendas que cuando hablamos de invertir a largo plazo, por ejemplo para tu jubilación,  y por mucho que sí o sí habrá años de rentabilidades negativas, cuando miramos la gráfica de evolución de los índices en un periodo similar al que nos queda por delante hasta poder rescatar nuestro dinero, en la mayoría de los casos (salvo que hablemos de periodos cortos) la tendencia de la curva siempre es alcista. ¿Y qué quiero decir con esto? Pues, sencillamente, que hemos de ser consecuentes con el horizonte temporal fijado y pacientes para entender que no es un camino en línea recta sino con subidas y bajadas, pero, al final, allí estará nuestra meta. No hay nada más desesperante que aquel que invierte a 20 años vista y, sin embargo, cada semana mira la evolución de su inversión.  Eso no es vida…ni para él ni para su Planificador Financiero. Cuando te plantees una inversión, analiza el histórico, sí, pero abre el abanico, no mires sólo lo que, para bien o para mal, haya hecho el año pasado. Estudia la tendencia a 5, 10 o 15 años vista que, afortunadamente, ahora dispones de información que te permite hacer esa reflexión.

Para muestra un botón. En este gráfico puedes ver la evolución de un Plan de Pensiones REAL (MPP Audaz Global, de AXA). Tomando valor 100 como base de partida en el año 2000, actualmente se sitúa en un valor entorno a 250. Es decir, en 20 años los partícipes que invirtieron en dicho plan de pensiones han más que duplicado el valor de su inversión inicial. Pero, ojo, ¿todos los partícipes están así de contentos? La respuesta es NO. Tan sólo los que entendieron que su inversión era a largo plazo y, en base a ello, permanecieron invertidos todo este tiempo pese a que su inversión estuvo en determinados periodos por debajo del valor inicial (incluso rozando un 50% de pérdida potencial) pueden presumir de rentabilidad.

¿Qué pasaría si estrechamos el “campo de visión” y sólo nos fijamos en un corto periodo de tiempo? Pues, con bastante probabilidad, la línea del gráfico tendría mucho más que ver con un electrocardiograma, con frecuentes subidas y bajadas que, como en el símil médico, acaban por afectar nuestro ritmo cardiaco y nuestro sueño. Así que, ya sabes, para dormir tranquilo, mira las cosas con la perspectiva correcta…

¿Quedamos la semana próxima para otro café?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.